Ir al contenido

Categoría: Poemoides

Penitencia en el pecado

Principio qui potest esse vita ‘vitalis’, ut ait Ennius, quae non in amici mutua benevolentia conquiescit?
— Cicerón

Si supieses lo mucho que me duele
haberte herido y que así aún te sientas,
no tendrías por qué clamar venganza,
pues por ti se vengó mi propia ofensa.

Treinta y uno de julio de dos mil ocho

Treinta y uno de julio de dos mil ocho,
la gente comenta que aprieta el calor.
Y sin embargo, yo me muero de frío
en este momento en que parte tu avión.

De vuelta a casa me detengo un momento
en nuestra querida Pièce d’eau des Suisses.
Allí hacia al fondo me saluda el castillo
y estoy ya muy cerca del Parque Balbi.

No puedo creer que ya te hayas ido
qué aburrido será Versalles sin ti.

Spleen

Nos ahoga la monotonía
como apaga la lluvia un incendio
estos días de melancolía.

Nos apaga la monotonía
como ahoga la lluvia un incendio
estos días de melancolía.

Nos ahoga la melancolía
como apaga la lluvia un incendio
estos días…
de monotonía…

I would have kissed you

I would have kissed you,
And all the same,
I would reject you if you were
The one approaching.
I only cared
About not sending souls to hell.

I would have kissed you,
And you could say,
I could have kissed you anyway:
Who would have noticed?

I would have kissed you,
Indeed I would.
I would have kissed you,
Had I dared.