Ir al contenido

Etiqueta: amor

Mi respuesta

Dices que me quieres,
y que quieres mi respuesta.

Yo te digo entonces
que aunque dejes de quererme
porque crees que no te quiero,
yo te seguiré queriendo.

Porque yo también te quiero.

Corazones de hielo

Los corazones de hielo
son fáciles de destruir:
un golpe y mil pedazos;
un golpe y mil pedazos igual de congelados,
que simplemente con aliento
se podrían derretir.

Wiosna 2005